28 enero 2012

Hoy...lluvia

Salida corta la de hoy. Estaba previsto, ya que mucho tiempo no tenía, pero la lluvia se ha encargado de avanzar el momento de dar media vuelta. En cualquier caso contento, ya que pese a haber ido a dormir mas tarde de lo habitual, y pese a que el día ya mostraba sus cartas desde primera hora, he tenido las ganas para salir a rodar un rato sabiendo que casi con total seguridad tocaba mojarse.

En la medida de lo posible... ¡seguimos en la brecha!


Parece que terminaré enero cumpliendo los discretos objetivos, que denotan que aunque lentamente, estamos en busca de la forma perdida.

15 enero 2012

Quin fred!

Primera salida en bici en lo que va de año, ¡y vaya cambio!. Según se comentaba, ayer todavía fue peor. Ha sido una salida de rodar suave por la nacional, evitando desniveles para huir de las bajadas, y del frío del Vallés. Aún así, he llegado a casa con los pies helados, y eso que me he puesto las zapas de invierno.

He tenido la satisfacción de irme encontrando con muchas caras conocidas, ya se nota que la gente ha empezado la temporada y hay muchas ganas.
¡A ver si de una vez puedo conectar yo un poco!.

Han salido 2:45 y 74 km. con los últimos km. improvisando el camino después de que una amable mosso d'esquadra me ha informado de que no se podía circular por la nacional, y no me ha permitido seguir.
Para mañana parece que la meteo no es muy favorable, a ver si el miércoles puedo rodar otro ratito.

salut y buena semana

08 enero 2012

Camino vertical al Montgròs

Como dice la letra de una canción que me gusta mucho...

"Ha pasado el tiempo
 y no he dejado
 ni un momento de pensar
 en los viejos tiempos,"
"...en los días
 de trepar
 en Montserrat..." 
(ésto último no es de la canción)

Y es que aunque no fuese por falta de ganas, hacía ya mas de un año que no salía de excursión vertical, así que había que tratar de ponerle remedio. Cuando me llegó la propuesta de Dirk y Nico era imposible decir que no, y menos teniendo taxi en la puerta de casa...¡ya no hay excusa que valga!.
Nada mas y nada menos que una bonita excursión por una de las zonas tranquilas y mágicas de la montaña, uniendo un par de vías fáciles para llegar hasta el Montgròs.


Mas allá de la incertidumbre sobre si después de tanto tiempo sin ponerme los gatos, los cerca de 300 metros iban a ser demasiados, o sobre si ante mi pobre estado de forma, el pateo sería excesivo, estaba la clara intención de disfrutar al máximo un bonito día en la montaña con amigos.
El resultado ha sido simplemente eso, una jornada memorable reencontrándome con buenos amigos, en la que hemos combinado un poco de escalada fácil, con una bella excursión.
De las vías, decir que son un buen camino accesible por el que, hasta un ser completamente desentrenado como yo, es capaz de pasar. Del pateo...buff, preciosos rincones tranquilos por los que uno no se cansa de perderse.
Espero que no pase tanto tiempo hasta que llegue la próxima, entretanto os dejo con algunas fotos de hoy.