14 marzo 2011

Lombrices, Salamandras y Sapos...

Por el título de esta entrada podría parecer que se tratase de ingredientes de un conjuro mágico que me permita subir los puertos silbando y sin que se me desencaje la cara, o talvez para "meter velocidad en mis piernas...siuuu siuuu" y hacer que en el llano fuese capaz de rodar sin apuros junto a los compañeros Routiers, o en la grupeta de Galvesport con los que coincido a menudo a mediodía. 
También podría tratarse de una pócima que permita recuperarse completamente descansando durante un largo día de lluvia, y permitir que al día siguiente, acompañado de un cielo primaveral, salga a enfrentarme con otro de esos puertos que siempre me ponen en mi sitio.

Con esa mentalidad salgo tomando la habitual ruta en estos casos camino de Can Bordoi para saltar "al otro lado" cuando entrando en Argentona noto algo raro al pedalear...mmm pinchazo, vaya corte de rollo.
Por fortuna no hay problema, y paro en un lugar cómodo y al sol donde puedo cambiar la cámara tranquilamente, pero no se por qué, me entra un miedo irracional de que vuelva a pinchar, de quedarme por ahí tirado...una paranoia.
Imagino que todo esto viene ayudado de que hace unos días que un molesto chirriar aparece de tanto en cuando, imagino que procedente del núcleo que tal vez esté pidiendo relevo.


Y como a perro flaco todo son pulgas, los nubarrones que intuyo hacia el vallès me hacen ver aún mas complicada mi empresa.
A tanto llega mi tonrería que decido que me voy a quedar por aquí cerquita sin alejarme mucho por si las mosca, de manera que enfilo Parpers en lugar de la carretera hacia Dosrius.
Subo tranquilamente a nivel físico, pero con una guerra mental sobre que hacer y que no hacer. Tras Parpers me voy en busca de Collet, con la intención de ir acumulando desnivel dando vueltas por aquí. Inicio el ascenso hacia Can Bordoi con la intención de ir hacia la Roca después, pero durante el descenso me dedico a matar fantasmas, cambio de planes y al llegar a la C35 tiro hacia el Montseny.

Parada técnica y típica en St.Esteve de Palautordera a llenar bidones, comer una barrita, y aligerar ropa antes de emprender una subida que me tomo con bastante respeto, y procurando no gastar mas de lo necesario, ya que normalmente, hay un par de sitios donde me vengo abajo y necesito tener esa pequeña reserva para mantenerme y perseverar.
Poco a poco, voy ganando altura, las nubes, o niebla, vienen de Osona, y se ve como pasan a través de Collformic, o tapan las cimas.
Consigo coronar mas entero de lo que esperaba. Hago una parada breve, hace frío y no me apetece nada quedarme helado. 
Entro al bar a comprar un aquarius y siento envidia de los ciclistas que una vez coronado el puerto se sientan allí a descansar y reponerse tras el esfuerzo...pero a mi hoy no me toca.
Salgo fuera, me como mi platanito, lleno el bidón, me abrigo y para abajo, ¡en buscar del sol!
La vuelta, una vez terminado el descenso, se me hace muyyy pesada, voy cansado y el viento de cara que siempre desanima, hace que me parezca que no llego nunca. Tomo el camino mas corto, es decir, por Can Bordoi, intentando minimizar la agonía del que va con las fuerzas justas.
Llego a Premià contento. Contento por haber hecho lo que tenía en mente pese a mis absurdos miedos-indecisiones, y contento por que esta semana, gracias al lunes festivo, he hecho un buen trabajo, con dos primeras, 355km. y mas de 4000m. de desnivel. Poco a poco las piernas se van acostumbrando a subir.



Por cierto, que no hay ningún conjuro ni pócima, que lombrices, salamandras y sapos, son víctimas de la carretera, presentes de manera considerable tras una jornada de lluvia como la del sábado.

5 comentarios:

  1. Al final yo anduve "desconectado"..
    ( por aquí los 125 litros/m2 que cayeron el sábado consiguieron que la tentación de una cena en
    "ambiente tranquilo y relajado" ;-)
    me llevaran a mi alcoba a tempranas horas de la mañana ( del día siguiente.. of course.. ;-)))

    Ayer de nuevo mña tiempo por la mañana ( mediodía ) y un sol de fruta madre a partir de las 4...
    Hoy de nuevo... cielo gris y lluvíoso... :-(((

    Una buena semana apañero.. a ver si me aplico... el próximo miércoles es mi día de la "suerte".. ;-)))

    ResponderEliminar
  2. ¡¡ muy ingenioso el titulo y muy buena la salida !!!

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. Muy buena salida, veo que ultimamente te estás poniendo serio de verdad. Llevas ya varias salidas de 3 dígitos, así que no estarás tan flojo como nos quieres hacer pensar ;)

    En cuanto al miedo a mojarte, soy como tú, si amenaza lluvia mejor quedarse en casa.

    ResponderEliminar
  4. Pekas, ya imaginé que el mal tiempo podía haber provocado un cambio de planes. "suerte" mañana :-))

    Karls, gràcies ;-) ya toca cenita un día de estos ¿no?

    Xavi, intento ir cogiendo un poco de forma.La "flojera" es la comparación de una mezcla de datos y sensaciones con el año pasado. Espero mejorar, y si no lo hago, tampoco pasará nada, saldré igual :-)))
    El miedo a mojarme es relativo, la verdad es que si llueve normalmente no salgo, pero no tengo muchos reparos si se plantea riesgo de lluvia. Además, el año pasado me curtí bastante con lluvia.
    Lo malo es cuando el coco está cruzado, cualquier excusa es buena para justificarse :-(
    Mucha suerte para el domingo.

    saludos

    ResponderEliminar
  5. holaaa

    resumint, que te estas "amarietando" XDDD
    venga va, a veure si encara estare jo en millor forma que tu.... (aixo ultim es un xist jejeje)

    ResponderEliminar

¿como lo ves?