28 febrero 2011

Minisalida por Minipuertos


Primera salida en la que acumulo un poco de desnivel en las piernas después de varias semanas de ir haciendo trabajo exclusivamente en llano.

En un fin de semana complicado, en el que no contaba con poder tocar la carretera, el sábado por la noche me puse una horita sobre el rodillo, suave muy suave, soltar un poco las piernas y poco mas. 
Como ya no quedaba nadie despierto en casa, y no molestaba a nadie, pues la dejé montada para machacarme un poco mas, y mas en serio, el domingo por la mañana.
Me levanto el domingo por la mañana con un cielo gris plomizo que amenaza lluvia. 
No me apetece subir al rodillo, no tengo ganas de molestar ni despertar a nadie. 
La previsión de la meteo pinta mal en la costa, pero no tanto hacia el interior, y por la dirección del viento, y hacia donde se van acumulando las nubes,  creo que asi es, parece que puede aclarar.

¡Me decido por el viento en la cara!, aunque sea aderezado con lluvia, aunque haga frío, aunque tenga muy poco tiempo.

Desmonto la bici y guardo el rodillo, desayuno, y me visto de romano, en estas ya se han ido despertando en casa y mirando por la ventana, me "acusan" de optimista.
Salgo ligero, apenas el chubasquero muy a mano por si las moscas, y un platanito.
Ya no llego a tiempo para unirme a la salida de los Routiers, y remarcando lo de salida literalmente, ya que la salida es todo lo que puedo rodar ahora con ellos. Están en otra galaxia, y yo a años luz. 

Tomo la NII y empiezo a rodar entre grupetas. Dadas las condiciones decido no alejarme, así que en Vilassar me desvío hacia Cabrera-Argentona-Dosrius. 
En Dosrius, veo un primer rayito de sol esperanzador. 
Sigo subiendo y encaro Collet, que por la poca distancia y poco % es un buen inicio. Salgo a Cardedeu y tiro hacia la Roca. 
Próxima parada Parpers, otro de los que no hacen pupa (si no te lo tomas a muerrrte).
Bajada por la vertiente maresmeña y sin darme cuenta ya subo de nuevo. Ahora toca Orrius por la vertiente mas fácil. Este va a ser mi plato fuerte del día. Cuando corono en St.Bartomeu, paro un momento al solecito a comer el plátano y aligerar un poco de ropa antes de encarar la bajada hacia la Roca.
De nuevo unos km. por terreno favorable dirección Vilanova del Vallès para hacer ya el último cambio de vertiente de la mañana por la Font de Cera. La bajada ahora es rápida, relentizada tan sólo por el tráfico y los semáforos. 
Tomo de nuevo la NII y acompañado por un buen viento favorable me planto en un momento en casa, con el día soleado, y todo orgulloso de que al menos por esta vez, me ha salido bien el optimismo.

13 febrero 2011

Chupando rueda


Hoy quería ya traspasar un poco los límites de los últimos días y alargar un poco la salida dominguera, así que he salido de casa con el propósito de ver un número de tres cifras (que no sean mis pulsaciones por las nubes) en el cuenta.
A las 8, junto con un nutrido y selecto grupo, he tomado la salida con los Routiers, con la intención de no castigarme en exceso para poder seguirlos, y que eso condicionase por completo el resto de la salida.
La sorpresa del día ha sido un ritmo amable, que sumado al viento a favor, me ha hecho mantenerme con ellos bastante mas tiempo del que esperaba. Durante algún instante ha aparecido en mi cabeza el espejismo de poder completar toda la vuelta (Premià-Hostalric-Sant Celoni-Collsacreu-Arenys-Premià), pero mi lado realista mostraba lo justito de mis piernas, y me hacía ver que sería un suicidio en toda regla.  De este modo, cuando después de Malgrat ellos han tirado recto dirección Hostalric, yo me he desviado hacia Blanes.
El tortazo de quedarme sólo ha sido considerable, pero como el viento seguía a favor, el ritmo se ha mantenido "digno", (hasta llegar a Blanes 32,5 de media). 

He atravesado Blanes y he seguido hasta Lloret, buscaba que el cuenta marcase los 50 km. tratando de asegurar la distancia, ya que era consciente de que en cuanto me diese la vuelta, el viento de cara iba a borrar cualquier intención  de dar vueltas o alargar el recorrido. He llegado hasta la salida de la población, justo cuando empiezan las primeras rampas en dirección Tossa, y allí me he dado la vuelta. Lloret siempre me ha agobiado un poco con tanto semáforo, pero hoy, ya con el viento de cara, la verdad es que no me importaba tener que parar cada dos por tres, ya que los síntomas de cansancio empezaban a ser evidentes, y sólo había hecho la parte fácil del recorrido (y a rueda). Me he comido una barrita tratando de aportar un poco de combustible al cuerpo, para que el bajón no fuese escandaloso. He tirado sólo contra el viento hasta Malgrat, donde me ha adelantado una grupeta de Sant Celoni que llevaban algunos km. detrás mío. De nuevo me he puesto a rueda, tratando de recuperar un poco, pero la verdad es que poco quedaba ya, he sido incapaz de dar ni un relevo. Al rato se ha unido al grupo un legendario Routier, con el que he seguido cuando ellos se han desviado en Arenys.
¡El calvario no había hecho mas que empezar! Yo en las últimas y yendo sólo 2 , me he visto obligado a dar relevos por cutres que fueran, y así me he desfondado tanto, que cuando nos ha atrapado un numeroso pelotón muy poco antes de entrar en Mataró, con un pequeño incremento de la velocidad, me he quedado descolgado enseguida.
Aunque ya estaba muy cerca de casa, iba fundido, de manera que he decidido parar en la gasolinera de la entrada de Mataró a tomar una coca cola y un plátano, y de paso,  dar un pequeño y necesario descanso a las piernas.
Tras la parada, y un poco mas hidratado, he seguido con mi penoso pedalear contra el viento que ha durado hasta la entrada de Premià donde, supongo que por aburrimiento por el paso de tortuga, me han dado relevo la grupeta que llevaba detrás.
Para que se vea la diferencia, la media al final ha quedado en 25,6
Aunque haya terminado reventado, por lo menos he conseguido el objetivo marcado antes de salir de casa, han salido 103km, y 4 horitas.

Para la próxima, si puedo mas, pero por lo menos espero que mejor.
Mañana, como a los señores que pintan el tiempo en los mapas le ha dado por poner nubes con lluvia, habrá descanso de bici y nos dejaremos los callos en el plafón, el martes mas bici si se puede.

salut i bona setmana