28 diciembre 2010

Del otro día

De Agulles
Hoy que se "celebra" el día de los santos inocentes, recapacito y creo que casi toda mi vida he llevado colgado el puñetero monigote en la chepa, aunque sobre todo estos últimos meses me está pesando bastante.
Dejando de lado las asperezas del camino por el que transitamos a lo largo de nuestra efímera existencia, merece recordar que también, tal día como hoy, se cumplen 27 años desde que ascendí por primera vez en Montserrat una vía de escalada.  
Uno de los compañeros, el Kumba, nos llevó a dos chavales recién salidos de la E.G.B., a escalar nuestra primera vía en Montserrat, y para que se vea que algunas cosas no cambian en exceso, mi bautizo, como el de muchos a lo largo de los años, también fue en gorros.
El recuerdo de la experiencia es relativamente nítido, pero lo que más y mejor recuerdo es el trayecto desde Barcelona, inquieto ante la incipiente aventura, y con los ojos como platos, en un seat 127 con un casette de Iron Maiden sonando a todo trapo. De hecho, cada vez que escucho ese magnífico Lp, pero sobre todo el tema The number of the Beast, me siento transportado a ese día.


Un poco mas cercano en el tiempo, de hace unas semanas, son las fotos que os pongo ahora, una exquisita excursión por Agulles con Dirk. Degustando la paz y tranquilidad de una zona inusualmente tranquila con una temperatura que fue un adelantado regalo navideño. Después de mas de un año sin escalar, tenía claro como quería volver,  y gracias a Dirk, afortunadamente así pudo ser.


Nada como saludar a un sol que emerge sobre una niebla que lo envuelve todo por debajo nuestro, mientras caminamos hacia la puerta mágica que nos lleva a un mundo de fantasía real, ¿o en realidad es fantasía?, tando da, la energía del lugar hace que la ilusión y las ganas de disfrutar recorriendo lugares como este, en el que el tiempo a menudo parece detenido, donde difícil a veces es fácil, y lo que parece fácil puede resultar casi imposible, cuando te das cuentas de que la grandiosidad, la bondad, y la crudeza de la naturaleza son inmensas, y sin embargo, nosotros tan insignificantes podemos hacerle tanto daño...


Entre paseo y paseo, pudimos escalar alguna que otra vía que no voy a explicar por qué todo el mundo conoce. Pequeñas, pero grandes de alguna manera. No dejan de ser lecciones que en muchas ocasiones pasamos completamente por alto.











Vaya! ...dos cabezones
A la vuelta, nos pasamos por el refugío donde además de la hospitalidad, pudimos disfrutar de un rato de agradable conversación.

21 diciembre 2010

Viene y va



No, no estaba muerto, y mucho menos de parranda. Es tan sólo un cúmulo de de dificultades y contratiempos varios que me mantienen alejado de la
actividad ociosa, incluida esta.
El problema es que la cosa se alarga...vamos, que algunas de estas dificultades se han convertido en cambios, y esto es lo que hay ahora.
Ya se sabe, estos cambios vienen así, de golpe, sin avisar, y la cosa ha quedado en que no hay tiempo libre entre semana, y el poco que queda para el finde, lo merece la familia.
Como dice Fito, la suerte viene y va, creo que he sabido aprovecharla mientras ha estado de mi lado y ha permitido que se den las condiciones para que pudiese dedicar bastante tiempo para mi.
Ahora no hay entrenos, ni posibilidad de plantearse retos, solo estar atento, receptivo, a la espera de cualquier oportunidad que brinde un momento ocioso para ser disfrutado como un valioso regalo.
Aunque sea con cuentagotas, espero poder ir contando alguna que otra cosa, ya que las ganas y la motivación siguen aquí.



Aprovecho para desearos unas felices fiestas, y que el 2011 sea un año lleno de proyectos realizados y sueños cumplidos.



Personalize funny videos and birthday eCards at JibJab!