22 mayo 2010

Montaña mágica, ¿Querencia natural?

Las cosas no siempre salen como uno quiere,  y mucho menos como están previstas. Es viernes por la tarde y la salida de hoy, que tenía que ser la "salida larga" de la semana, se ha acortado sustancialmente sobre la marcha, debido a un repentino y no deseado cambio de planes para el fin de semana, y que también afectará al próximo.
Realmente estoy un poco contrariado  por la nueva situación, pero levantando la cabeza, me doy cuenta que nada debería hacer cambiar lo que hasta el momento he podido disfrutar, de manera que voy a seguir gozando de estas solitarias carreteras y del verde paisaje que este año nos acompaña, adornado por la omnipresente visión de Montserrat, el eje de la salida de hoy.


Mentalmente repaso la jugada...Hace ya muchos días que trato de dibujar alguna ruta "corta", lógica, y atractiva, en la que poder subir este puerto que en bici tengo pendiente, pero sobre "el mapa", y por lo que conozco, siempre hay algún "pero" en forma de carretera no deseada que me tira atrás.
Finalmente, y saliendo por la tangente, he partido de Monistrol, desde el parking del cremallera.


Muchos son los puntos de esta carretera grabados en el cerebro y en la retina.
Generalmente son recordados cuando paso con el coche, pero la posibilidad que ofrece la poca velocidad del ascenso con la bici, ha incrementado la intensidad de los recuerdos de esas subidas a pie hacia el "monas" con 15 o 16 años, mientras íbamos haciendo autostop tratando de que algun alma caritativa acortara nuestro sufrimiento.


Los primeros km. transcurren con pendientes que oscilan entre el 6% y 8%, bastante uniforme, y yendo fresco, he subido suelto, que no rápido....¿qué ocurre?


Sin poder evitarlo el ritmo es lento, la mirada se levanta constantemente, reconoce rincones, paredes, agujas, trazados de vías, compañeros de cuerda, amigos, anécdotas....la mente deambula en el pasado, por el presente y  fantasea con el futuro.
Afortunadamente el tráfico a estas horas es prácticamente nulo, lo que contribuye a esta relajación.
En la curva del Monestir de St.Benet, la cosa agarra, y a partir de aquí la  pendiente deja de ser tan constante y alterna algún repechón con tramos mas suaves.
Pasada la barrera del parking del monasterio parece que la cosa se termina, pero nada mas lejos de la realidad, todavía hay que superar alguna rampa de dos dígitos.





















Corono...el monasterio, los sentimientos son contradictorios, es...el monasterio...difícil explicar.

Me doy la vuelta y tomo la carretera hacia Can Massana, ¡que pasada! seguimos con la mezcla emocional, lo que está por encima de mi cabeza, y lo que hay bajo las ruedas. Hay que ver como pica alguna rampa, por la amplitud de la carretera y la inmensidad del paisaje no da la sensación del porcentaje de algún trozo. El sube baja es constante hasta llegar a Can Massana. Aquí tomo la vertiginosa bajada en dirección Manresa. 


Si no fuese por qué el viento apreta, y por qué tampoco me esmero en exceso en dar pedales, la velocidad podría ser de espanto. Poco a poco la pediente se suaviza y alternan bajadas de dar pedales con algún repecho.
El telefono ha sonado y he parado para atenderlo, y aquí sigo parado después de colgar. Me he quedado un poco en blanco y no se que hacer, bueno si, tengo que dar la vuelta, pero no voy a dejar de disfrutar.
Para no repetir el camino, he tomado el desvío hacia Marganell, descubriendo una exquisita carretera que serpentea junto a la riera en su camino hacia el Llobregat, y que en su lento descender me lleva en poco rato de nuevo al inicio de la salida. 

Me voy pero volveré...

4 comentarios:

  1. M'encanten les fotos que fas, són super originals!! Què xula que és Montserrat, eh??
    Una abraçada!!

    ResponderEliminar
  2. la pujada a Montserrat sempre s'em atravesa, sobretot un parell de rampetes que hi han al final...
    aixo si, alguna coseta deu haber hi entre les roques, sempre hi acabo tornant :-)))

    ResponderEliminar
  3. Montserrat... no és pot dir gaire cosa que nosaltres no sentim...

    Com tú.. el monasterio... :-((((

    Vaig estar dimecres, dijous i ahir trepant per la zona... una gozada.. tranquilitat.. sol.. molta roca...
    Lo dicho.. Montserrat.. muntanya mágica..

    Que continuis disfrutant de la bici... ( a veure si demà li dono jo als pedals una bona estona..
    ;-)))

    ResponderEliminar
  4. Nika, el truco de les fotos es fer moltes ja ja ja, alguna surt. Es perd molt de temps però es divertit :-)
    Montserrat per mi es mooolt...sempre molt mes del que jo sigui capaç de descriure o exterioritzar.

    Jordi, sens dubte que hi han un parell de rampetes que posen les piles...però ¿com no tornar?

    Pekas, quina sort de poder gaudir de la tranquilitat dels díes en que la majoría estem currant...tot un luxe.
    Espero que la sortida en bici hagi anat bé.
    Suposo que ja debeu estar a punt de marxar, que us vagi molt bè.Que alló que sigui feina pasi ràpid, i el que sigui gaudir, pasi mooolt lent :-)))

    ResponderEliminar

¿como lo ves?