01 febrero 2010

Pasando página en el calendario: enero off


Pues ya ha terminado este primer mes de 2010.
Desde el mes de octubre estoy siguiendo unas pautas genéricas como entrenamiento de cara a sobrevivir en los retos que pretendo afrontar sobre la bici este año.
Este primer mes del año, y sobre todo estas dos últimas semanas ya tenía dudas si iba a poder completar lo que sobre el papel había diseñado, no por excesivo ni mucho menos observando las cifras, pero algo complicadas en relación tanto a mi forma física, como a mis posibilidades y tiempo disponible, pero por lo menos hasta ahora lo he conseguido. En cualquier caso, lo peor todavía está por llegar.

A pesar del frío y de los días de lluvia, en todo el mes sólo he subido al rodillo 2 días, cuando yo contaba que la cosa iba a ser bastante peor, y la tortura de pedalear encerrado se podía dar con mas frecuencia.

Cierro el mes con 914km, (100 de ellos sobre el rodillo) y unas 32 horas y media sobre la bici. Predominando las salidas bastante cortas, sólo 2 días han sido superiores a 3 horas.

He fichado por lo menos un día a la semana en el plafón que me está ayudando a mantener un poco el tono en el tren superior, a mantener mínimamente la pila y un poco el bloque, y por supuesto a compartir buenos ratos con los amigos, ya sea en la sala, o sentados alrededor de una mesa junto a un cortado comentando la jugada después del entreno.

Acumulo cansancio, pero entiendo que es normal (y de momento llevadero)
¡espero que también lo sea durante las próximas semanas!


salut

4 comentarios:

  1. Te juro que la miro y me parece un potro de tortura... hay que ser masoca para subirse!

    ResponderEliminar
  2. que va! si te gusta dar pedales no es tan chungo, pero desde luego que no lo cambio por rodar al aire libre.

    ResponderEliminar
  3. hacer rodillo es el secreto del exito

    ResponderEliminar
  4. Es muy posible Kim, yo la verdad es que de momento lo tengo sólo como plan B en caso de lluvia un domingo.

    ResponderEliminar

¿como lo ves?