29 mayo 2009

Una semana complicada

La cosa ya empezó rara el lunes. Cuando me disponía a aprovechar la hora de comer para salir un poco con la bici me encuentro que se pone a llover...bueno llover, caían gotas. Como no me hacía ninguna ilusión ni mojarme ni andar con el asfalto mojado, pues lo dejé estar y me fui para el plafón.

El resto de la semana la cosa ha ido despendolándose casa vez mas. El trabajo que me está asfixiando ultimamente, me ha dejado poco tiempo libre a mediodía, además de que he salido bastante tarde todos los días, lo cual me ha hecho perder horas de sueño, descanso, y estar con la familia.
Si a eso sumamos algunos cambios, pruebas y ajustes varios que he hecho, pues la cosa no ha dado para mas.

La semana ha quedado en:

Lunes plafón con Richi y César. Después de un buen calentamiento de 250 movimientos suaves, sesión de bloque corta pero intensa, para seguir con continuidad hasta que las manos ya se abrían sólas.

Martes salgo a rodar con la bici de carretera. Voy apurado de tiempo y hago 1:21h y 30km totalmente a mi aire, es decir, relajado.


Miércoles salgo con la btt y más de lo mismo. Sale 1:30 y 21km de paseillo total.


Para el jueves tocaba el plafón del miércoles, pero no hubo manera de robarle mas tiempo al reloj, y para hoy viernes no aspiro a más de media hora para mimar y adecentar un poco la btt para mañana, que hacemos una Premià-Tordera, que inicialmente prometía en cuanto a participación, pero con muchas bajas finalmente.

Eso es todo amigos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿como lo ves?