04 mayo 2009

Rodando sin prisa

Para el sábado, vista la previsión de buen tiempo, me había prometido una salida de disfrutar saboreando los km y sin andar mirando el reloj.
Tocadas las 7:30 salgo por la NII con la calma. En Blanes me paro para quitarme los manguitos ya que empieza a hacer calor y ahora viene alguna subidita. Llego hasta Tossa donde de nuevo paro a tomar una coca cola sentado en una terraza en la playa. Desde luego, ¡aquí ya ha llegado el verano!, cuanta gente.
Tomo el camino de vuelta tranquilamente disfrutando de esta carretera que es preciosa, pero todo el buen rollo se pasa un poquito cuando atravieso Lloret, ahora mucho más lleno de gente, de coches, y de semáforos.
Paso Blanes y tomo de nuevo la NII hasta Sant Pol, donde me desvío hacia Sant Cebrià y St.Iscle. Al llegar a la C61, giro a la derecha y termino de subir Collsacreu, que se me hace un poco duro con el calor y el cansancio. Deliciosa bajada hasta Sant Celoni, para enlazar la C35 hasta Llinars, ahora ya voy un poco cargadito y me cuesta. Antes de iniciar el ascenso a Can Bordoi, me paro unos minutos para reponer fuerzas.
No se si es por haber parado, pero las primeras cuestas se me atragantan un poco, después ya una vez pillado el ritmillo voy tirando tranquilamente disfrutando de nuevo de esta solitaria carretera. Una vez coronado, ya prácticamente todo es bajada, Dosrius, Argentona, Cabrera, Vilassar y Premià.
Seis horas pedaleando para hacer 1370m de desnivel positivo y 154 km con una media de 25km/h, y 139 ppm que me dejan cansado, pero muy contento.


2 comentarios:

  1. ei Felix!!
    la veritat que es un luxe quan pot sortir a fer activitat sense preses!!

    i vaja. deu n'hi do amb la rutilla!!

    ResponderEliminar
  2. doncs si, tot un plaer que no sempre puc gaudir, ja que sovint vaig esgarrapant minuts al rellotge!

    ;-)

    ResponderEliminar

¿como lo ves?