03 mayo 2009

La cova Simanya y el Montcau

"Cuenta la leyenda que el sacerdote Ermendia, en
el siglo XVII, se aventuró en el interior de la cueva Simanya
hasta encontrar en una gran plaza, un montón de estiércoles frescos, que lo hicieron sospechar de la existencia de una gran bestia, supuestamente un Dragón. También decía que en el interior de la cueva había plazas y calles, como de un pequeño pueblo, donde había hombres y niños desnudos esperando ser la ofrenda para el Dragón".


Esta es una de tantas leyendas sobre este magnífico lugar que visitamos este viernes pasado aprovechando la "ventana de buen tiempo entre tormentas".
Pendientes del rádar meteorológico desde primera hora, observábamos como nuestro objetivo estaba en medio de las tormentas que estaban cayendo, incluido también por supuesto en Premià, que descargaba con fuerza. Cuando vimos que la cosa ya estaba pasando nos preparamos y salimos de casa justo cuando empieza a parar de llover.
Nos dirigimos hacia el Coll d'Estenalles al que llegamos cuando hace muy poco que ha dejado de llover, aún con todo mojado.

Es una excursión perfecta para los niños ya que no hay apenas desnivel y el camino, quitando la bajada del torrent del Llor, que le da gracia, es una auténtica autopista.

Hasta el coll d'Eres, nada que destacar aparte de las formidables vistas que tenemos allí hacia donde miremos.







Cuando llegamo a éste, tomamos el camino que baja a la izquierda hacia el torrent del Llor, que encontramos bastante mojado y fue divertido. Vamos bajando hasta que encontramos un desvío a la izquierda (perfectamente indicado), por otro sendero que se aleja del torrente y se acerca hacia las paredes, y que en pocos minutos nos deja al pie de la cueva. Primero pasamos cerca de la petita, y posteriormente nos deja al pie de la gran.

Después de trepar un pequeño resalte que era un auténtico riachuelo, nos encontramos en la entrada de la cueva. Con las linternas recorremos un trozo que hizo las delicias de Gina que disfrutó mucho, y que como suele ocurrir, no veía el momento de dar la vuelta.
Deshacemos el mismo camino de vuelta y aprovechamos para comer algo en el coll d'Eres antes de iniciar la subida al Montcau. Apenas 100 metros de desnivel separan la cima desde el collado. Gina sube como una campeona hasta una cima que se le antoja muy especial,y a la que llega cansada. Y es que el último cono rocoso puede impresonar un poco.

Bajamos hacia la otra vertiente, buscando la carena que nos lleva prácticamente hasta el coll d'Estenalles, con las nubes de tormenta que vienen acercándose desde Terrassa.
Emprendemos en el coche el camino de regreso a casa, y antes de llegar a Matadepera ya está lloviendo. Nosotros por hoy, nos hemos librado.




4 comentarios:

  1. Bona sortida per les meves terres! ;)
    A la cova Simanya el Paca hi té una via d'artifo que va per tot el sostre! Quin animal! :D

    ResponderEliminar
  2. Doncs si! sempre un plaer visitar St.Llorenç.
    La Gina s'ho va pasar moolt bé, i per descontat que nosaltres també.
    Ja vaig veure un espit, i em vaig imaginar algo així...quin crack el Paca!


    salu2

    ResponderEliminar
  3. Crec que la via es diu Alta Tensió, en honor als AC/DC. Es veu que la va obrir tornant d'un concert d'ells fa una pila d'anys ;P

    ResponderEliminar
  4. - Fué un día estupendo. A repetir. Cuando no haga tanto frio, es clar. Esther

    ResponderEliminar

¿como lo ves?