25 enero 2009

¿pura inconsciencia esta incontinencia?

Este invierno no está resultando extraño encontrar algún árbol caido o roto en zonas boscosas, lluvias, viento y nieve están dejando huella, pero el fenómeno de ayer sábado superaba de manera excepcional todo esto.
Ayer tenía la difícil tarea de montar una salida por "mi zona", difícil por que además de no conocer demasiado los innumerables caminos y senderos , aunque puedan ser bonitos, sabía de antemano que no pueden competir en belleza con paisajes que hemos recorrido en otras ocasiones.

La cosa quedó en que iba a ser de mucha pista, y recorriendo tramos que todo el mundo conoce...bueno, es lo que hay.
Nos encontramos en Premià a las 8:00 Albert, Isra y yo. Hay muy buena temperatura, pero hace un viento impresionante.
Nos dirigimos hacia la riera de Teià para ascender hasta el coll de la Clau, bajando luego hacia Vallromanes. Subimos luego hacia la font de can Gurguí y nos acercamos hasta el Molí d'en Cuquet. Sería éste el primer lugar donde encontramos el primero de los muchos árboles caidos cortando el paso en el camino.





Bordeamos de subida el turó d'en Moreu y volvemos hasta can Gurguí para tomar la cornisa y previa parada en el mirador,
disfrutamos asombrados de como se puede ir cuesta arriba sin dar pedales. Una vez pasado el desvío de la font de Sant Mateu, nos damos un paseito por el bosque que rodea el torrent de la Molinera saliendo a la creu de Can Boquet.


Desde aquí subimos hasta la roca d'en Toni, donde hacemos una breve parada para reponer fuerzas. El viento consigue que sea todavía más breve de lo previsto, y arrancar de nuevo nos cuesta, ya que la fuerza de eolo insistía en oponerse a la dirección que queríamos tomar.



En el coll de porc nos desviamos hacia St.Bartomeu, donde de nuevo encontramos el camino cortado.




video


Damos una vuelta por los preciosos senderos que pueblan el turó de Cèllecs saliendo cerca de la Ermita, pero nos damos la vuelta con la intención de bajar hacia Orrius.

Llegados al punto del desvío, que es donde hemos encontrado el árbol caido, nos damos cuenta de que esta zona ha sido arrasada por el viento. Los amables dueños de Ca la Mort que están tratando de abrir el camino, y acabando de tirar los árboles que han quedado maltrechos en su casa para evitar el peligro, nos dicen que se puede bajar, pero que vayamos con mucho cuidado, que siguen cayendo árboles.

No somos capaces de bajar más de 100 metros por el camino que apenas se ve. Cada 10 o 15 metros tenemos que sortear un árbol caido y además de lo pesado, por fin comprendemos que el riesgo es excesivo, de manera que nos damos la vuelta y volvemos por donde hemos venido. Subimos hasta Sant Mateu y directos hacia Premià.







Salen cerca de 3 horas, 38 km, y 1340 m de subida.
Para hoy domingo tenía previsto salir con Esther a dar una vuelta por el circuito fijo de oritentación que hay Tagamanent, pero tenemos a Gina con fiebre y no está para que la dejemos con nadie, así que me doy por satisfecho con salir a correr por el paseo durante una horita y dedicar el resto del día a mimar a la pequeña de la casa.

2 comentarios:

  1. Mucha bici nano... en breve me pongo las pilas de nuevo... y a ver si os puedo seguir el ritmo...
    :-))))

    ResponderEliminar
  2. aquesta te la vas perdre per que estaves currant. jo ara ja estic parat. abans que el metge em deixi tornar a agafar la bici, pasaràn al menys un parell de mesos...llavors tornare a comerçar, però cap problema, amb ganes a tope!!!

    ResponderEliminar

¿como lo ves?