18 diciembre 2008

Leche con galletas


Hoy tenía claro que no quería rodar por pistas y me he dedicado a enlazar caminillos y senderos de diversa dificultad con la intención de divertirme (por supuesto), pero también de trabajar un poquillo esa falta de técnica que hace que por este terreno sea todavía más torpe de lo que ya soy en zonas de mejor rodar.
Salgo del tenis que hay debajo de St.Pere Màrtir, subo hasta el coll del Portell, y sigo por la carena hasta el collet de l'Espinagosa, luego al collet de la Vinyassa, y el camí de Sta.Creu d'Olorde. Primer sendero de bajada al Pantà de Vallvidrera, y el barro ya me ha avisado de que con los neumáticos que llevo poca broma. Después de una vuelta por la zona del pantano y alrededores (Can Sauró), vuelvo a subir por el mismo sendero. El segundo aviso de pérdida de tracción ha sido ya en forma de leche, que aunque sin llegar a dar con todo el cuerpo en el suelo, me ha hecho terminar metido en el riachuelo casi con más barro que agua. El resto de la subida, con mucho cuidadito ha ido saliendo sin más problemas.
Un pequeño tramo de pista (coll de Can Cuias-Can Llevallol) para enlazar con el camino-sendero(¿trialera algún tramo?) que sube als turons de can Pasqual.
Aquí pocas novedades, suelo "acerar" siempre en los mismos pasos. Hoy he tenido que echar el pie al suelo por la falta de tracción en una rampita que suele salirme, ¡pero sin embargo he pasado una zona de roca que nunca me había salido! motivado a muerte sigo subiendo, pero el siguiente tramo tiene un escalón de roca en el que me quedo clavado (No veo como meterle, y llego fundido...habrá que darle pegues porque estoy muy lejos. Nunca he conseguido hacer un rokpunt en esta subida)...no problem, me bajo, empujo unos metros y a pedalear de nuevo, aunque por poco tiempo...enseguida viene otro trozo con regueros, piedra suelta y roca que hacen que vuelva a empujar la bici. Después ya viene mejor terreno a excepción de un tramo de piedra suelta, pero en el que ya la pendiente es mucho menor y paso "bien". Sigo por un caminito muy chulo que corona el turó de Can Pascual y tiro hacia Can Masdemont para enfilar sin parar la bajada en busca de otro sendero que me pone siempre las pilas, con piedras, raices y una parte bastante húmeda, donde suelo bajar jugándome una galleta. Además es otro sin rokpunt, ya que tiene un par de pasos que siempre "saco en artifo".
La verdad es que éstos, al ser bajada, sería mas fácil de ensayarlos hasta que salgan, pero entre que muy atrevido no soy, y que voy solo, nunca me paro a trabajarlos un poco en serio. Hoy no ha sido diferente, y "me he vuelto a pillar".
El sendero termina en Can Cuias, cruzo la carretera y pillo otro que va carenando por el bosque de les Fatjones, en dirección St.Pere Màrtir. Este es muy divertido, un poco tobogan pero manteniendo bastante la altura. La cosa va muy bien en la parte S, pero cuando cambia de orientación y paso a la zona húmeda, por la parte del torrent de la font de rector, vuelve la merienda. Ya tengo algún susto en zonas donde el sendero coincide con torrentes y está deteriorado, después sigue por dentro del bosque muy bonito, muy húmedo, de pronto paso sobre una raiz y me encuentro en el suelo ¡menuda leche! Mi rodilla ha dado contra una piedra. Menos mal que he caido hacia el lado alto de la ladera. Me incorporo y me sacudo de manera instintiva. Que absurdo, si todo es barro. Miro la bici, todo bien, me subo, no se si llego a dar una vuelta de pedales y de golpe me quedo clavado. El equilibrio me abandona y caigo de nuevo, pero esta vez hacia el otro lado (ladera abajo). Aterrizo "en blando" sobre unos zarzales un par de metros más abajo ¡toma galleta!. La bici me ha acompañado y me cuesta un poco salir pero mantengo la calma y lo consigo. Menos mal que llevo bastante ropa y los pinchos no me han machacado. Repaso de nuevo la bici, y retomo el camino con mucho cuidado. En pocos minutos salgo de esta obaga y aún sin salir del bosque, el terreno es menos "traidor". El sendero termina en la carena que queda sobre Can Badó. Desde aquí un camino con buena pendiente sube hasta el coll del Portell. Una vez allí, ya que estoy puesto me envalentono y pruebo con la subida hasta St.Pere Màrtir, que hacía años y años (ni me acuerdo ya), que no hacía. ¡Deu n'hi do con la subidita!, consigo llegar arriba sin echar el pie a tierra, ¡estoy contento!. Nuevo record también de pulsaciones. Doy media vuelta sin parar y bajo de nuevo hasta el coll del Portell, y de aquí hasta el coche.
Han salido algo menos de 20 km, en unas 2 horas, pero ya me han dejado bien agustito.
Ahora escribo estas líneas disfrutando de un riquísimo vaso de leche con galletas. Estas no duelen ni me hacen renegar, pero las otras, junto a todo lo que les rodea, me llenan mas.


15 diciembre 2008

¡perrea perrea!

Pues si, la escasa actividad a lo largo de estas dos últimas semanas ha sido la tónica.
Empezamos con varios días seguidos de médico y después el puente. De todo eso no sale más que un tímido rato de plafón y cumplir las obligaciones familiares durante el puente.
La semana pasada empezó con frío y con él, yo aletargado de manera que no desperezé hasta el jueves que salió el sol, y como si fuese un caracol, salí a estirar las piernas con la bici por Collserola. No gran cosa, ya que el rato de mediodía no da para más, pero pude hacer 26 Km. (617m desnivel positivo) Eso si, con bastante frío, y eso que había sol. En algunas zonas obagas pasabas rompiendo el hielo de los charcos.

Para el viernes también daban bueno, de manera que no me lo pensé y volví a la carga. Un día más limpio y con mejor temperatura al sol. Me reservé un poco con la previsión de salir también el sábado. Salieron 33 Km (485m de desnivel positivo), que tampoco está mal.


De cara al sábado, Pekas me había comentado de ir para Viladrau a rodar con la bici, pero al final un problema teléfonico nos llevó a la incomunicación sin acabar de concretar, así que "compuesto y sin plan", salí solo desde casa.
Teià, Sant Mateu, Roca d'en Toni, Sant Bartomeu, Coll de Parpers...cuando fui a parar para comerme el bocata estaba en Can Bordoi, subí un trozo de la pista...bueno carretera que sube hacia el Corredor, y cuando encontré un rincón soleado, me acomodé para reponer fuerzas.
La vuelta por el mismo camino, con alguna vuelta añadida por dentro del bosque entre St.Mateu y la zona de la Creu de Can Boquet.
Un tiempo un poco nublado al principio que fue mejorando con el paso de las horas y una temperatura soportable que también fue subiendo.
Al final la mañana queda con 63 Km.(1567m de desnivel positivo). Un buen tute para las piernas y buenas sensaciones después de los tres días .








¡Eso es todo amigos!
Para algo de roca habrá que esperar al menos hasta la semana que viene...si el tiempo lo permite y la autoridad no lo impide ;-)