17 abril 2008

¡Llueve!



Hoy no he podido escalar, pero estoy contento. Hacía mucho tiempo que no sentía lluvia que mojase de verdad. Emociona sentir el olor a tierra mojada al pasar por algún jardín o trozo de tierra no engullido por el asfalto o el hormigón. Hoy los pies de gato y la bolsa de magnesio se han quedado en el maletero y he disfrutado de la lluvia.

1 comentario:

  1. Claro,claro. De vez en cuando necesitamos estas paraditas para que todo se empape. Y en dos días, otra vez la magnesera echando fuego.
    Slds

    ResponderEliminar

¿como lo ves?