31 diciembre 2006

Primera repetición de la A.T.

Sábado 30 de diciembre de 2006


Mohawk y Gatsaule nos hacen un regalito con la primera repetición de la vía.

Muchas gracias y felicidades, os debo unas...



Aquí tenéis las piadas de Gatsaule y Mohawk. Gracias por los comentarios, y tomo nota para hacer las modificaciones oportunas.

19 diciembre 2006

Arqueología Transmediterránea (reseña)


Pues nada, ¡aquí está a la criatura!

De momento aquí tenemos la reseña para hacerla saliendo desde el puerto de Garraf, (que aunque suelo decir que es N-S, sería más correcto decir E-W), próximamente reseñaremos el sentido inverso que como bien imagináis es prácticamente igual, aunque matizaremos bien las diferencias ;-)

Remarcar que nosotros reseñamos esto como una vía, como un recorrido que proponemos, pero somos plenamente conscientes de que en el acantilado se ha escalado mucho, de que se ha reseñado muy poco, y de que es posible que alguien haya escalado algo muy similar, tal vez, y aunque bastante difícil, hasta el recorrido idéntico.
Por muchos lugares se encuentran restos del paso de escaladores (cordinos, clavos, buriles, etc), aunque como es lógico, lo que hacemos es cruzar líneas ascendentes.
Tan sólo un largo, el séptimo, podría ser que realmente hayamos abierto entero, o cuanto menos no hemos encontrado restos o indicios que denoten una escalada anterior. En el resto de largos, creo que siempre en algún punto hemos encontrado "algo", aunque sea evidente que ese algo corresponde a una línea ascendente.
Nuestra idea ha sido desde el principio "dibujar" un camino lógico, reversible (escalable en ambos sentidos), y fácil que sea un bonito recorrido por el acantilado, que sea un acceso a las vías ascendentes que hay y a las que podría haber, y también facilitar el escape en caso de retirada de alguna de ellas. Todo esto tiene relación con un trabajo de ubicación de vías según reseñas que hemos ido consiguiendo.
La roca en la Falconera no es de una gran calidad, ni constantemente vertical, ni limpia. Hay que comprobar siempre lo que se coge, hay muchos sitios para proteger, pero no siempre son buenos. Hay que tener en cuenta que hay muchas repisas y salientes, abundante vegetación y por consiguiente tierra en algunos sitios...todo esto no quita la belleza del entorno y la calidad y estética del conjunto.
Por último no puedo dejar de recordar, (y aunque ya lo sepáis, me perdonáis por decirlo), que vais a escalar muchos metros en travesía y protegiendo vosotros. Que a diferencia con la escalada en vertical, y para salvaguardar la integridad del segundo, conviene colocar protecciones también después de un paso chungo, y que la escalada de segundo es tan comprometida como la de primero. No es recomendable "llevar" a alguien que no está a la altura para "ir tirando de él".

Para iniciar la vía debemos llegar hasta el pueblo de Garraf, una vez entramos en el pueblo, pasado el túnel que va por debajo de la carretera, debemos seguir todo recto, hasta pasar otro túnel tras el cual ya veremos el puerto deportivo. Seguimos recto y enseguida veremos una explanada de tierra que será nuestro parking.


Desde aquí se ve perfectamente el acantilado, cruzamos por encima de una especie de acequia y caminamos por un sendero que se dirige hacia el inicio del acantilado.

Una vez arriba, tenemos que salir por un senderito a la derecha hasta encontrar un camino marcado, que tomaremos a la izquierda en dirección Pas de la Mala Dona. Llegados al avenç que hay vallado y desgraciadamente lleno de basura, tomaremos el camino que sale a la derecha y que va a buscar un camino cementado de marcada pendiente. Cuando llegamos abajo debemos seguir el camino que cruza toda la cantera (ahora aparcamiento), yendo a la expladana que queda más abajo, donde encontraremos un túnel que pasando bajo la vía del tren nos situa en el lugar donde tenemos aparcado el coche.

Material:
La vía se puede hacer tranquilamente con un juego de friends (incluidos micros), 10 cintas de largas a muuuy largas, y una chapa recuperable si queréis para la parte superior.

Las reuniones las encontraremos equipadas (mínimo un parabolt y un clavo).




Largo1: 20m IV


Este largo, junto al segundo, son parte de una "entrada genérica" (SAME) al acantilado. Iniciamos el largo en una corta diagonal descendente para ir a chapar un químico. Franqueamos un poco a la izquierda y remontamos un espolón sobre el que encontramos otro químico. Desde aquí y por terreno fácil pasamos por una bauma, chapamos un oxidado spit sikado, y por una placa con buenas presas franqueamos hasta una gran repisa donde encontramos la R1.

Largo2: 20m IV


Salimos hacia la izquierda bajando a una placa tumbada que cruzamos, pasamos una canal herbosa y encontramos un buen puente de roca enhebrado. Unos pasitos más de travesía nos colocan sobre otra buena repisa en la que está la R2.
Se pueden empalmar los largos 1 y 2

Largo3: 40m IV


Este largo tiene un recorrido tortuoso y requiere la colocación de cintas muy largas para que las Cuerdas no nos impidan continuar por el rozamiento. Tenemos que cruzar la canal que tenemos a nuestra izquierda. Franqueamos por un espolón con muy buena presa. Encontramos una fisura y a continuación un espolón triangular que debemos recorrer lateralmente. Posteriormente, haremos unos metros por roca delicada y nos subimos a otro espolón.
A partir de aquí encontramos un terreno fácil por pequeñas terrazas, que seguiremos hasta una repisa que nos queda enfrente, en la que hay un clavo. En esta repisa se puede montar una R intermedia si las cuerdas rozan demasiado. Saldremos en horizontal (no hay que subir), por encima de unas matas a una placa con buena presa, veremos un bloque (hay que tener cuidado), por el que tenemos que franquear. Veremos un viejo buril sobre nuestra cabeza, pero nosotros, una vez pasado el bloque bajamos un poco hasta una repisita en la que encontraremos un parabolt con anilla. Destrepamos la canal que tenemos a nuestros pies unos 3 o 4 metros y franqueamos a la izquierda por una placa, enseguida encontramos la R3 en una cueva. El parabolt con anilla es para que la bajada del 2º pueda ser protegida, pasando éste una de sus cuerdas por la anilla cuando quite la cinta, y destrepando de esta manera sin jugarse una mala caida.

Largo4: 45m IV

Iniciamos por terreno muy fácil sobre terrazas de tierra en dirección a un espolón que tenemos frente a nosotros. Lo mejor es superarlo por el propio espolón (nada más empezar encontramos un puente de roca), para después ir un poco a la derecha y acabar entrando entre un bloque y la pared. En ese punto encontramos un puente de roca y un parabolt con anilla(podemos montar una R intermedia si queremos). Seguiremos en horizontal escalando justo sobre la linea de vegetación por roca con buena presa aunque un poco rota. Pasaremos bajo un Margalló, y ascendemos por una rampita que poco después se convierte en una canal más vertical, enseguida vemos a mano izquierda una gran y cómoda repisa a la que subiremos, es "el jardín", (donde encontraremos un pitón no marcado en la reseña), la recorremos caminando hasta el final, donde un gran margalló nos cierra un poco el paso. Un bonito y atlético paso, tan sólo deslucido por la vegetación (cuidado con pincharse), nos situa de nuevo en la vertical, nos quedan unos metros de travesía protegidos por un clavo, para llegar hasta la R4.

Largo5: 20m IV+ / V-

Nos descolgamos por la pared hasta llegar casi a la altura de un parabolt, donde con muy buena presa empezamos a escalar en diagonal descendente. Un bonito y aéreo paso nos situa sobre un espolón donde encontramos un clavo. Sólo nos queda bajar, escalando, o por la terraza inclinada hasta la repisa de tierra donde junto a un gran margalló encontramos la R5.

Largo6: 45m V+

Salimos en horizontal y buscamos el camino hacia abajo por la parte de la placa que está despejada de vegetación, para ir a pasar justo por debajo de un margalló (el destrepe tiene su gracia, ojo el 2º), encontramos una canal que con unos pasitos aéreos cruzamos por un lugar que parece que hayan hecho a propósito, con unas presas para los pies que parecen escalones. Continuamos unos metros por terreno muy fácil de repisas y entramos en terreno vertical, en el que más o menos manteniento la horizontal, vamos encontrando el camino por buena roca, y con elegantes pasos aéreos que exigen más esfuerzo del realizado hasta el momento. Encontramos un puente de roca enhebrado con una vieja cinta que nos sirve de referencia, un metro después encontramos otro que podemos enhebrar sin problemas, y que nos permite reposar tranquilamente. Bajamos un poquito para cruzar bajo un pequeño techito con una fisura invertida, con buena presa (no siempre visible), y unos bellos movimientos, pasamos al siguente espolón, por el que subimos. Un par de movimientos más y el terreno pierde verticalidad al mismo tiempo que la roca se vuelve delicada, nos vamos hacia la izquierda, donde enseguida encontramos la R6 en una cueva.

Largo7: 20m V

Nos dirigimos hacia una vieja R de buriles que vemos en una placa, unos metros a nuestra izquierda, con unos movimientos divertidos nada más salir para cruzar un diedro. Además de los buriles, encontramos un clavo y un bong. Una vez a la altura de esta R (creemos que de la Kontiki), salimos hacia arriba en dirección a un gran bloque, que es nuestro próximo destino. Cuando estamos por debajo de éste, nos metemos en una canal que con roca muy delicada (cuidado), asciende por la derecha, hasta que salimos de ella justo unos metros a la derecha del gran bloque, al que no dirigimos para montar la R7.

Este es el final de la Arqueología Transmediterránea. Nuestra ubicación corresponde a la R1 (antigua R2), de la clásica por excelencia, la Chani (también conocida como del Espolón, o Barceloneta). Desde aquí proponemos una salida de 3 largos que nos parecen bonitos, y que mantienen la tónica de la A.T., terminando en lo alto de la Falconera.

Largo8: 40m V-

Este largo está reseñado en algunos sitios como L2 de la Chani, aunque no se corresponde con el recorrido "original" de esta vía. Salimos de la R por un espolón vertical, siguiendo unos spits que nos chivan el camino, ascendemos hasta situarnos bajo un imponente desplome. Seguimos por una placa tumbada que sale a la derecha, encontramos un viejo buril sin chapa, y luego otro buril más. superada la placa, caminamos sobre una repisa hasta llegar a un gran bloque que nos cierra el paso, nos subimos encima y bajamos a una canal por la que ascendemos por terreno muy fácil, hasta terminarla. Justo en la salida, a la izquierda, encontramos una R de spits con cadena para rapelar, que nos sirve para montar la R8.

Largo9: 35m V

Desde la R anterior, y con cuidado, podemos subir andando hasta una repisa unos metros por encima nuestro, en la que hay una carrasca. Podemos asegurar desde la misma repisa (hay un buril sin chapa), que para mi es lo mejor, o bien subir a otra respisa un poco más arriba en la que hay una reunión con 2 buriles. Dos buriles más por encima nos marcan el inicio del largo, con bonitos movimientos, pero con presa que pincha mucho. Una vez chapados los buriles, nos vamos hacia arriba buscando el camino más lógico por el diedro que hay en la parte derecha del desplome que tenemos encima. Encontramos alguna sucesión de bonitos movimientos de fisura y diedro. Un par de clavos nos indican el inconfundible camino, aunque no es imprescindible hacer uso de ellos, ya que se puede proteger sin problemas. Cuando el terreno pierde verticalidad pasa a ser una canal fácil que nos conducirá a una inmensa repisa donde encontramos la R9.

Largo10: 15m IV

Este largo no estamos totalmente seguros de si se corresponde con la Chani original. Subimos recto por la placa que tenemos sobre nosotros (hay un par de oxidados buriles), por terreno fácil y en unos pocos metros nos encontramos en otra terraza en la que hacemos la R10, desde aquí nos resta un pequeño y fácil resalte de 3 metros y estamos arriba.

Matinal en la Placa dels 4 Vents

sábado 16 de diciembre de 2006


Este sábado había quedado inicialmente con k. y Marta para ir a escalar un rato a Can Jorba, pero una indisposición de última hora hace que me quede sin disfrutar de su compañía .


Decido ir a pasar el rato a la Placa dels 4 Vents, que es uno de esos rinconcitos de los que guardo agradables recuerdos de mi adolescencia.


Mi intención era escalar alguna de sus líneas desde abajo, (siempre que he ido, he escalado en top rope), concretamente las dos fisuras que se ven en la foto, la que queda justo a mi izquierda, y el diedro de la derecha.


De camino hacia la placa, justo en el parking del Pic del Martell observo una cara conocida y paro saludar. Es Jose, que me invita a unirme a su cordada para escalar una interesante combinación de vías, muy a pesar mío declino la invitación ya que mi intención es estar en casa a comer. La verdad es que salgo un poco por cabezonería, ya que después del gripazo que acabo de pasar no tengo el cuerpo para mucha fiesta, pero necesito hacer algo...aunque sólo sea un poquito.


Seguimos cada uno nuestro camino y en un plis estoy caminando hacia la placa. La aproximación es corta y por buen camino, decenas de perros me dan los buenos días.


A juzgar por como está el suelo, ha estado lloviendo esta madrugada o primerísima hora de la mañana, está todo mojado.


Llego cuando en el horizonte, los primeros rayos de sol superan las nubes que seguramente están descargando sobre el mar. Está todo chorreando. Observo los cambios en el equipamiento desde la última vez que había estado...
Arriba está todo igual (practicamente todos los descuelgues tienen al menos un parabolt), pero en la placa las cosas han cambiado, la vía más fácil está ahora deportivamente equipada con relucientes parabolts M10. Observo también que están enebrados algún puente de roca, y algunos clavos antiguos.
Se ve que han limpiado de maleza algunos trozos de roca, y como no va a ser todo tan bonito...también se ve abajo, en el pie de la pared, el envase de una xibeca que alguien ha olvidado allí :-(
Ya veo que me voy a quedar con las ganas de escalar las dos fisuras, ya que la pared se va secando justamente desde la otra punta hacia ellas, quedando totalmente en sombra. Antes de que yo me tenga que ir no ha llegado a secar allí ni de broma.

Monto la R, y rapelo. Tal y como está todo de mojado, decido que lo mejor va a ser hacer la recién equipada vía (¿o es retroequipada? ¿o reequipada?...la verdad es que no recuerdo. Algún buril puede que hubiese, pero no tantos).

La he escalado varias veces y se que no tiene complicaciones, salvo el hecho de que aquí se escala bastante de pies (como en todos los sitios) y la pared está mojada.

Una vez abajo, monto una R con 3 friends, y voy colocando la cuerda en la mochila con la calma, dejando tiempo para que la roca esté lo menos mojada posible.

Empiezo a escalar justo cuando los primeros rayos acarician el pie de vía. La escalada, aún siendo fácil (debe ser V), resulta curiosa con la roca en estas condiciones. No obstante, un parabolt cada 2 metros hace que la tranquilidad reine aún con la amenaza de un resbalón en cualquier momento.

Una vez arriba, me siento un rato a esperar, ya que poco a poco va secando. Para cuando el asunto empieza a estar un poco bien, me doy cuenta de que ya no tengo nada que hacer, mi tiempo se ha terminado, así que me dispongo a bajar para recoger el material y desmonto el chiringuito.

Mientras voy recogiendo llega más gente, ellos tendrán mejor suerte, ahora está la roca prácticamente seca.




04 diciembre 2006

Al fin la primera integral


domingo 3 de diciembre de 2006



Tras una tentativa realizada el sábado, tal y como teníamos previsto, todo quedó en un madrugón y un considerable enfriamiento que cuanto menos ayúdo a que pillase un resfriado de competi.


Había caido una buena tormenta, la roca de mojada a muy mojada, y un cielo que no dejaba ver claro lo que iba a pasar, permaneciendo la amenaza de lluvía, y casi con la total seguridad de que el sol no nos iba a ir secando la pared (por lo menos con la rapidez que deseábamos). Con ese panorama decidimos irnos a casa, esperando que el domingo las condiciones fuesen más favorables para intentarlo.
Al día siguiente a la misma hora estábamos allí, las condiciones eran mucho mejores, y aunque la pared seguía mojada en algunos puntos, nada que ver con el día anterior.
Había llegado el día de disfrutar de nuestro "paseo", siete horas y media, que no es poco, ¡somos unos lentos!, ya lo se, pero eso es lo que tardamos en realizar los 7 largos de la A.T, más 3 largos hacia arriba (combinando largos de otras vías), para terminar en la parte más alta del acantilado. Un recorrido de unos 300 metros con un grado máximo obligado de V+.


Ya sabemos que la pared está super trillada, que reseñamos como una apertura, aunque prácticamente por todos los lugares ha pasado alguna vez alguien escalando, que mucha gente que hemos preguntado o comentado sobre el penya segat nos ha dicho que habían "abierto" o escalado alguna vez aunque no se haya reseñado...en resúmen que no ha sido una actividad pionera, aunque para nosotros ha representado y representa mucho.
Ahora, a mi particularmente, me da mucha verguenza y respeto el publicar una reseña, pero en breve lo haré. Será para hacerla en sentido N-S (tal y como la escalamos el domingo), para escalarla en sentido contrario, nos falta proteger un pequeño descuelgue en un largo, tan pronto como lo tengamos, haremos también la reseña para escalarla en ese sentido.



Ahora os dejo ahora con algunas fotos del domingo...


De paseo por el tercer largo (observad la longitud de las cintas)

Vista de la R2 escalando el tercer largo




Dirk en el espolón del cuarto largo




Dirk en el sexto largo (una de las joyas)

Desde la R6, un helicóptero sobrevolando el penya segat

El séptimo largo, también muy bonito excepto la entrada a la R (que puede que cambiemos)

El noveno largo que corresponde a una variante de la Chani...es muy bonito

El décimo largo, último de la Chani, y nuestro último largo

Llegando a la R10....por fin

Aquí una panorámica de nuestras vistas a primera hora de la mañana

01 diciembre 2006

¡Que nervios!


Por motivos laborales, llevo unos días sin respiro. Un no respirar que por supuesto echó por tierra nuestros planes de salir a escalar el último sábado que "tuvimos libre", y algún otro "rato" que habíamos planeado entre semana...en fin, que cuando no se puede no se puede...
Durante esta semana, robando tiempo al tiempo, nos hemos puesto un poco las pilas rematando "flecos", con la intención de ir mañana sábado a recorrer íntegramente este camino que hemos definido.
El lunes os cuento que tal ha ido...